Foto de Emilio Aguirre Moraga

Primer aniversario de la República (Cap.VI Ep.3ª)

(episodio anterior)

Estaban presupuestadas cuatrocientas pesetas, al justificar gastos sobraron casi catorce. Menos es nada y se agradece el retorno a caja. Casi por compromiso tuvo que destinar una partida extraordinaria la corporación para celebrar el cumple un año del régimen. A petición de Félix ‘El cojo’, unas palabras por aquí, unas guirnaldas y banderitas tricolores por allí y el himno de Riego cada vez más afinado por los disciplinados hombres de don Valerio. Acto plano, impostado, sin alegría, sin Dios mediante, sin gente al fin y al cabo.

Seis semanas después con el orgullo por montera, los veladores civiles del espíritu de este pueblo no han considerado digno humillarse ante el gobernador civil. La ley les obliga a pedir permiso para ocupar las calles en procesión. Nunca habían precisado tal trámite y hoy no ven razón para hacerlo, pues no hallarían en casa alguna de la ruta de costumbre un alma contrariada por descubrir el Sacramento a su paso. Sin embargo, el no haber solicitado la venia de la superioridad no significa que, por las bravas, hayan violado lo dictado desde Ciudad Real. Al contrario, ni un estandarte ha asomado en las tradicionales fechas y horas señaladas. Les basta con que se sepa que Cristo vive en cada hogar como se evidencia al observar la forja de los balcones vestidos de blanco -mayormente sábanas inmaculadas donde siempre hubo enseña rojigualda- y los altares emperifollados cual Corpus de antaño, no queriendo asumir el aborto de la procesión. Se ha preparado el pueblo como solía para este jueves principal aun sabiendo de antemano que no habría desfile, porque once días atrás tampoco lo hubo con motivo del Labrador; porque cuando San Isidro, ínfulas como hoy aplacaron cualquier intención de plegarse a la norma. La carta solicitando anuencia, destino Ciudad Real, ni antes ni ahora ha sido una opción.

A Dios gracias, este 26 de mayo, aparte de las fachadas refulgentes para gozo de los vecinos, ha habido tiempo para enjaezar el interior de la Iglesia de San Pedro. Profusión de flores en artísticos búcaros y otras dispuestas en alfombra al pie de los muchos altares concebidos por las familias soberanas de la parroquia. A mayor contribución, mejor sitio reservado en esta suerte de feria de muestras de glorias al Salvador. El hecho de permanecer intramuros no ha sido rémora para que la Sagrada Forma, bañada en oro, se condujera por camino de ida y vuelta a lo largo de los treinta metros de nave central. Lenta y poderosa, avanzando desde el crucero hasta la puerta principal para, de regreso, presidir el altar; distinguible incluso desde el congestionado fondo del templo pese a casi mimetizarse su precioso metal con los dorados retablos del ábside, cegadores a poco que transluzcan rayos de más a través de las vidrieras. Entre efluvios de incienso y cantos del himno eucarístico, piden al Señor paz para el resto de los días y fuerzas para contener la amenaza del hambre. Una plaga personificada en centenares de obreros parados, varados en la miseria de siempre pero batallando con una armadura republicana.

El primero de mayo sí habitó procesión, tan pagana como ofensiva para el susceptible. La Casa del Pueblo en pleno, animando a celebrar el día de todos, y una señora detenida por considerarlo una afrenta. Aún se refiere en este Corpus en las bancadas de la iglesia la osadía de la irreductible heroína atravesando la marcha de los trabajadores mostrando un crucifijo en actitud de vade retro. Se vio imperado por su placa el guardia Juan Callejas a tomarle los datos en dependencia municipales por ser la desencadenante de una algarada de aúpa en plena Plaza de la República. Solo fue un encontronazo más que sumar al parte de incidencias, más propias de otras horas, cuando mal casa el abuso de vino con la penumbra de la noche.

-Sean ustedes consecuentes con la situación que vivimos. Es de recibo que al menos a los guardias de noche se les dote con armas de fuego -propone el derechista republicano Adrián Lozano a sus colegas de corporación, con el apoyo de ‘Noteme’.

-Es más -interpela El Cojo- deberíamos proceder a la refundación del cuerpo, que los serenos sean integrados dentro del cuerpo policial, miembros en cuanto a derechos y obligaciones de la Guardia Urbana. Que se les dote de uniforme y se pruebe sus aptitudes para crear un verdadero servicio de vigilancia y seguridad.

 -Los de noche han de llevar carabinas -propone el exalcalde accidental López Menchero, segundos antes de que Porfirio Rodríguez derive el asunto a la comisión para que dictamine.

El ayuntamiento -las más de las veces con solo la mitad de los ediles presentes y no de buen grado- se mueve al dictar de los sucederes. Nocturnas y alevosas bribonadas como esas maromas que vienen amaneciendo cortadas en muchos de los huertos del extrarradio del casco urbano; norias desmembradas de arcaduces, quebrados y desperdigados por el piso.

Con ésta son tres veces en las que a la par de la negociaciones de jornales la sangre altera el frágil convivir. Pasó en la siega del año pasado recién parida la República, menguó la conflictividad al llegar la vendimia pero con la aceituna brotaron los tiros. Catorce meses más tarde aún se espera que se oficialice y constituya el organismo que ha de mediar. Los jurados mixtos de patronos y obreros son la herramienta que ha ideado el régimen para la negociación colectiva, pero lo único que se sabe es que Daimiel dependerá de Manzanares y que allí los braceros estarán representados por el secretario de la Casa del Pueblo, el forastero Miguel Carnicero.

Entretanto, para la siega de este año el parche ha sido una citación a las partes en el Palacio de la Diputación con los representantes de los obreros filtrando días atrás que exigirán nueva elevación de jornales. Confían en doblar la resistencia de los propietarios ante el gobernador azañista don José Echeverría y les refuerza la inquietud de los patronos por los referidos asaltos a fincas. Con el líder socialista Carnicero en nombre de Daimiel, arrancan sin problema lo que ya es de ley, las ocho horas de jornada. En casos urgentes, podrían ser hasta diez con un incremento del 25 por ciento en cada hora. Se necesitan dos días más para acordar el precio del jornal. 8,50 pesetas para ambos sexos después de que se vea obligado a interceder el gobernador con una propuesta a mitad de camino entre ambas demandas. Se prohíbe la utilización de maquinaria mientras haya parados. Y se establece una Comisión Arbitral (dos patronos y dos obreros) en cada municipio para que vigilen los cumplimientos.

Son citados los socios en el Sindicato Agrícola para ser informados de las bases de la siega recién cerradas en Ciudad Real. No se esperaba otra cosa, los ánimos se encienden y se contagia la impresión de que han sufrido el enésimo ultraje y lo peor es que en estas batallas poco margen de maniobra les queda. Jamás habrían pensado que alguna vez fueren a desear la constitución de los jurados mixtos, mejor solución que ser presas del capricho y laxitud del gobernador de turno, designados por Madrid para ordenar en un lugar que jamás pisaron y andan lejos de descifrar.

Llega el verano y escasea el pan, primero en las tiendas de las afueras, luego en los despachos principales donde los clientes tienen que formar cola. A cada uno se les entrega dos panes como máximo. Escribe el corresponsal de Pueblo Manchego, el militante de Acción Agraria Filiberto Maján López de Coca, que la causa principal es la campaña realizada desde el pasado verano decomisando piezas con faltas de 3 a 10 gramos. Esto, unido al poco margen de utilidad que obtienen los panaderos, da como resultado que dejaran cocer muchos pequeños industriales y otros elaboren la mitad de lo habitual. Y gracias a la fábrica de Ayala y Juan que despachaba la mitad del pan que hay en Daimiel y ahora elabora el 90 por ciento.

Tahona Los Ayala y Juan.
Tahona Los Ayala y Juan (Daimiel en el Recuerdo).

… entretanto

-Secretario, proceda a leer el comunicado de don Max Cassin -pide el alcalde Porfirio.

-Como agente consular de Francia en Daimiel -lee el secretario Ramón Urgellés- doy las gracias oficiales al Ayuntamiento por el pésame expresado con motivo del deplorable atentado mortal contra el presidente de la República Francesa Paul Donner. Haré llegar nuestras condolencias a la embajada en Madrid.

- Una cosa más, señor secretario, quiero que conste en acta el acuerdo alcanzado por aclamación antes de entrar en esta sala. Informo de que se va a enviar un telegrama al presidente del Congreso manifestando el sentir unánime de la corporación contrario a la aprobación del Estatuto Catalán por romper la unidad de España y ser la ruina de la Hacienda pública su aprobación en la estructura actual.

ATT: Presidente de las Cortes.

Protestamos respetuosamente contra la posible desmembración de nuestra patria cuya unión costó ríos de sangre y el infatigable esfuerzo de todos los españoles durante siglos.

Firmado. Excmo. Ayuntamiento de Daimiel, Sindicato Agrícola, Sindicato de Obreros Artesanos, Círculo Obrero, Casino de la Armonía, Agrupación de Industriales y Comerciantes y Acción Agraria Manchega.

Revuelta universitaria en Sevilla contra el Estatut.
Revuelta universitaria en Sevilla contra el Estatut.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>