Compra Cruz con Martillo, en librerías de Daimiel, Ciudad Real (LITEC y Ruiz Morote) y Manzanares (La Pecera). Para envíos ismaelterriza@gmail.com

Daimiel 1931

          Si la llegada de la II República volteó la concepción de la sociedad, económica, laboral, intelectual o moralmente, zarandeando principios jamás cuestionados; aquella inyección de modernidad  era seguro que produciría reacciones más contrariadas allí donde la tradición hacía insondable el terreno para regar una nueva era. Cuando Azaña, tras las elecciones de abril del 33, llamó “burgos podridos” a aquellos pueblos donde los caciques se amurallaban frente a cualquier intento progresista de alcanzar el poder, cabe pensar que en su lista incluía a Daimiel como caso paradigmático. Pero en una población de casi 20.000 habitantes que registraba números y contaba hechos poderosamente distintos a los de los municipios de su condición, sería sesgado aplicar toda causalidad al caciquismo. Imperaban otros factores –genuinos- que condicionaban la sociedad daimieleña en los albores republicanos, por ejemplo, el peso de la Iglesia, la tradición o la deficiente educación.

       Agua en abundancia, tierras ricas para el cultivo, buena situación geoestratégica y un apreciable desarrollo industrial basado en la producción agrícola harían concluir que en este lugar de la Mancha se afrontaba la Segunda República, objetivamente, mejor preparado que sus pueblos vecinos. La conflictividad social era relativamente baja, más por la inexistencia de asociaciones o sindicatos de obreros bien estructurados que batallaran por los derechos de sus representados. Pesó sobremanera el enraizamiento de una potente clase media afín a los intereses y devociones de los más pudientes, asociados en la Confederación Nacional Católico-Agraria, comúnmente llamado el Sindicato Agrícola Católico, el ente que regula el trabajo y dicta condiciones a los centenares de jornaleros. Es la patronal del campo al servicio de los grandes propietarios, con presencia también de los medianos en los círculos directivos y acogiendo igualmente a los titulares de las pequeñas parcelas en campo abierto o de las innumerables huertas que circundan el casco urbano. El Sindicato asume casi todos los escalones de la pirámide y, por ende, reduce a la mínima expresión las corrientes contestatarias susceptibles de fluir desde el fondo de la escala social. Esto no significa que no hubiese vecinos que comulgaran con las tesis socialistas. Los había, incluso antes de la Dictadura de Primo, si bien, nada que ver con la implantación de PSOE y UGT en los núcleos más poblados como Puertollano, Alcázar, Manzanares e incluso en pueblos menos densos como Villarrubia de los Ojos, donde iban a presentar  hasta ocho candidatos a las municipales del 12 de abril del 31, las que sentenciaron la monarquía.

             Detrás de todos esos grandes y medianos propietarios operaban las redes caciquiles, el gancho connivente aplicado a mantener el statu quo. Llevaban décadas controlando los resortes políticos, económicos y sociales. Aquí operaba Arsenio Martínez Campos y de la Viesca, Marqués de la Viesca de la Sierra. Conocido como el “Dueño de Daimiel”, era militar de carrera, propietario y empresario. Diputado maurista en las legislaturas de 1919, 1921 y 1923, fue elegido por el distrito de Daimiel; un hombre nacido y fallecido en Madrid, sin vínculos con esta tierra y que antes de su llegada a Cortes se había pasado media vida batallando en Marruecos. (la Ley Azaña le retirará en 1931 con el grado de comandante). Fue el marqués quien extendió el cable de acero entre los partidos dinásticos prerrepublicanos de allí y de acá, el enlace con el poder local, médicos, farmacéuticos, industriales, grandes propietarios o señalados comerciantes con quienes se reunía en comidas de fraternidad cada vez que se dejaba ver por Daimiel.

          Otro factor que cobra una dimensión casi excepcional en el “oasis de La Mancha” es el arraigado y profundo sentimiento religioso. La religión es el pegamento de una sociedad, mayoritariamente conservadora que interpretará cualquier movimiento urdido desde la Casa del Pueblo como un atentando a las costumbres y estabilidad. La cruz seguía acompañando al martillo.

Leer capítulo I

22 comentarios sobre “Compra Cruz con Martillo, en librerías de Daimiel, Ciudad Real (LITEC y Ruiz Morote) y Manzanares (La Pecera). Para envíos ismaelterriza@gmail.com”

  1. Hola Ismael, me alegra enormemente q retomes tu proyecto y le vayas dando forma. Sin duda nos harás pasar buenos ratos leyendo el libro. Eso si, en este golpe lo acabas. Cuentas con mi apoyo.

  2. Me ilusiona, imagino como a ti, que salga a la luz el trabajo de todos estos años y que tantas veces nos has contado con el rigor que te caracteriza. Enhorabuena. Un abrazo

  3. Animo en este esfuerzo que seguro nos hará pasar buenos momentos a los que amamos Daimiel,nuestra raíz,y que nos ayudara a encontrarnos con nuestra particular historia, nuestra particular ficción.

  4. Te felicito, Ismael, has conseguido despertarme el “gusanillo” de la curiosidad. ¿Para cuándo la primera entrega?
    Suerte en este tu nuevo proyecto.

  5. Espero con interés por un nuevo capítulo.
    Felicidades por la idea de publicar estos episodios sobre la historia reciente de nuestro pueblo.

  6. Bueno ismael, me gusto lo que me comentaste que estabas haciendo, lo leere porque me parece interesante la historia de nuestro pueblo. Mucha suerte.
    MARU

  7. Enhorabuena por el trabajo y espero que sigas publicando hasta, por lo menos, el año 1940 aunque el periodo posterior, hasta 1950 al menos ” hay muchas cosas que contar”.
    Me gustaria hacerte una pregunta si me la pudes contestar:
    En el Capitulo VI, episodio VI hablas de la reyerta entre dos labradores. ¿ Me puedes decir el segundo apellido del primero de ellos, o sea de Andres Espinosa ?. y ¿ de que fuente has sacado esos datos ?

    Muchas gracias y adelante

    1. Qué tal Spigon

      Este es el enlace donde se relata el suceso http://biblioteca2.uclm.es/biblioteca/CECLM/ARTREVISTAS/CIUDAD_REAL/Pueblo_Manchego/1932/7345.pdf
      No aparece el segundo apellido. Si tienes especial interés, es bastante posible que encuentres algo en el Archivo Histórico Provincial puesto que se abrieron diligencias.

      Respecto al recorrido cronológico del Libro. Este acabará en las horas posteriores a Alzamiento Franquista. El resto, cuya información se integra en el mismo proceso de investigación, dará si es posible para un segundo libro. Pasarán años. Creo que aún no estamos preparados para escuchar ciertas cosas sin soliviantarnos. Gracias y a seguir leyendo. Un saludo

    1. Gracias por tu interés. Calculo que la última entrada en cruzconmartillo.com será antes de ocho meses. Después, corrección, algún añadido extra, diseño e ilustraciones por el pintor Juan Francisco Gómez-Cambronero, maquetación por March&design e impresión. Me gustaría verlo en la calle para la Navidad de 2017.

  8. Hola, Ismael, no nos conocemos y acabo de descubrir esta página suya y el proyecto que tiene entre manos. Lo he leído por encima y me ha surgido la pregunta de si en este libro figura un altercado ocurrido en el año 1934, con motivo de la Revolución de Asturias. Según cuenta mi padre -Manuel García-Fogeda Cabanes, que tiene noventa y dos años- en estas fechas, su padre, Justo de nombre, era comisario en Daimiel, donde existían unas dependencias con sus calabozos en la calle General Espartero, junto al Casino -si no me equivoco-. El caso es que el alcalde en aquellas fechas tuvo que refugiarse en estas dependencias y llegó a haber disparos entre los revolucionarios y la fuerzas del orden, consiguiendo el edil salvar la vida. Parece ser que le hicieron algún tipo de reconocimiento a mi abuelo que, según dice mi padre, salió publicado en ABC. Como le digo, mi padre es mayor y, aunque tiene buena memoria, me pregunto si el libro recoge estos sucesos para poder conocerlos más detalladamente. De no ser así, podría tener su interés investigarlo como parte de la historia local de Daimiel.
    Gracias por atenderme.

    1. Como ya sabes pero para que les conste a los lectores, el episodio que apuntas se produjo. Hay reseña de ABC y dos fotos de importante valor documental. Sin embrago no corresponde a octubre del 34 sino al verano anterior. Fue el hecho que se relata en el Capítulo IX Episodio 1º “Ramón Briso el excoronel que quiso ser alcalde”. En el libro, esa se completará la secuencia con esta información. Gracias por ponerme sobre la pista. http://www.cruzconmartillo.com/?p=990

  9. Hola Ismael, naci en Daimiel hace 48 años y vivo en Madrid desde hace 32 años. Estoy Elaborando mi árbol genealogico familiar y me interesaria saber quien era el Alcalde de Daimiel en 1951. Ya que por lo que me cuenta Mi madre mi tio Manuel Sánchez-Camacho Sáez (Cuñado de mi madre y apodado Malela El Municipal), era sobrino del Alcalde.
    Muchas gracias!

Responder a Ramón Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>